El campeón del Mundo júnior, Felix Gall, defiende los colores del Bathco en esta Vuelta al Besaya.

Esta primera etapa tendrá un recorrido de 89,8 kilómetros y saldrá a las 17.00 horas de Los Corrales de Buelna. El pelotón llegará al Parque de la Naturaleza de Cabárceno tras superar el Alto de Hijas y La Braguía, como principales dificultades montañosas de la jornada.

El viernes, la segunda etapa se llevará a cabo con salida y meta en Reinosa, con 102 kilómetros de recorrido. La salida se efectuará a las 17.00 horas y la subida a Montesclaros será el único paso de montaña de la jornada.

Para cerrar la competición, el pelotón recorrerá en la tercera etapa un total de 106,8 kilómetros, con salida en el Palacio de La Magdalena de Santander –a las 16.00 horas– y meta en Los Corrales de Buelna. El trazado contará con el Alto de Hijas, Brenes y el Collado de Cieza. Estos últimos puertos suelen ser decisivos de cara a la clasificación general, a menos que el líder haya conseguido el suficiente tiempo de ventaja.

El conjunto Bathco, anfitrión de la carrera, es uno de los favoritos para llevarse la vuelta, ya que para la ocasión se ha hecho con los servicios del corredor australiano Felix Gall, campeón del mundo junior el pasado año en Richmond en la prueba de línea. Será el corredor a batir en la prestigiosa ronda que organiza el C. C. Besaya.

La organización no invita al Grupo Coldelse

Hay que destacar que en la salida estarán todos los equipos cántabros de la categoría juvenil, excepto el conjunto Grupo Codelse, al que la organización de la carrera ha dejado fuera argumentando que "ha tenido que seleccionar las peticiones de participación debido a la imposibilidad de que las carreteras de Cantabria pudieran acoger a tantos corredores". Añade además el C. C. Besaya que "la selección se ha realizado teniendo en cuenta en base a los puntos obtenidos por los equipos en la temporada anterior". Los patrocinadores, directores y corredores del conjunto Codelse han manifestado su enorme malestar con la organización de la Vuelta, ya que "habíamos solicitado una invitación hace dos meses" y además es "una prueba Cantabra, subvencionada con el dinero de los cántabros y de las empresas cántabras", señalan los responsables del equipo Codelse en una carta en su perfil de Facebook.